sábado, noviembre 24, 2007

Que peli veo?: Hitman


Hitman es otra adaptación más de un videojuego que, para seguir en la norma, vuelve a errar completamente el objetivo inicial. Hitman trata de un asesino criado por una organización de asesinos que recuerda extremadamente a los experimentos de Dark Angel (la serie de Jessica Alba por James Cameron). A diferencia del "Ángel de la Oscuridad", Timothy Olyphant no escapa y se convierte en lo que la organización quería. Hasta aquí, un planteamiento medio decente (el del juego, asumo).

El argumento no puede ser más clásico; le tienden una trampa, se arrejunta con una prostituta rusa que sólo es una víctima y cuya única función es la de pasearse en tetas por la pantalla y decide acabar el trabajo que le encargaron y así de paso vengarse de los que le traicionaron. Y sí, podemos entender que él sea el mejor en lo que hace, pero de allí a que el resto de sus compañeros sean unos patatas hay un trecho. Y vale que si sólo hay tiros se hace repetitivo y que una lucha con katanas siempre le añade un poco de picante, pero la excusa para justificar esa lucha es cutre a morir (y si lo piensas, también es estúpida por parte de los perseguidores). Al final, esta película no es más que 3 escenas de acción que no aportan nada que no hayamos visto ya antes en versiones mucho más y mucho mejores que esta. Y sí, salen el Desmond de Lost y el T-bag de Prison Break, pero no aportan N*A*D*A.

Pero todo esto no dejarían de ser quejas sobre la falta de originalidad del producto (algo a lo que ya estamos acostumbrados). Pero la mayor flaqueza de esta película es el punto que tenía mayor potencial; el protagonista. 47 es un asesino frío y calculador. No diremos despiadado, porque la piedad o falta de ella son conceptos que no tienen cabida en alguien que mata sin ningún tipo de emoción, alguien que mata simplemente porque es a) lo que se le ha pedido o b) necesario para poder hacer (y seguir haciendo) lo que se le ha pedido. 47 no emprende ninguna vendetta personal contra los que lo convirtieron en lo que es, él es lo que han hecho de él y ni puede ni quiere cambiar eso (de tan bien que han hecho su trabajo educándolo). Esto, en el contexto del argumento estereotípico del "me habéis robado mi vida, quiero recuperarla y eso empieza matándoos a todos", es un punto interesante que nos ahorra una serie de clichés adicionales y que, en cierto modo, ayuda a definir aún más la frialdad del personaje. Pero el 47 de Timothy Olyphant no es ese 47 que se espera, su voz no es lo suficientemente grave, su pose no es lo suficientemente intimidante, sus rasgos no son lo suficientemente angulosos, y su versión del duro asentimental no está suficíentemente despegada del resto de PNC's (Personajes No Controlables). El punto que iba a ser definitorio e identificativo de esta cinta, lo que lo iba a desmarcar de la poblada "mediocridad" y hacerla "relativamente interesante", se convierte en el lastre que la arrastra hasta el fondo del abismo conocido como "es un truño de película".

Amigos, ahorrense los cuartos para otra película, que las palomitas no van tan baratas como para ir desperdiciándolas así.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Grata sorpresa tu blog.La kritika en mi estilo, tetolas truño, son terminos ke uso konstantemt.
Por desgracia nos tokara esta semana la de hitman en www.chinedebarrio.com

Un saludo de el pijanista...

10:29 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home