miércoles, julio 04, 2007

Panorama televisivo

Las cosas están empezando a cambiar en la televisión americana. Si tenemos en cuenta que dos pesos pesados como Lost y 24 empezarán sus emisiones a partir de enero, quedan aún más huecos libres en la parrilla de salida para el otoño en las cadenas de televisión, lo que traerá seguramente un aluvión de series nuevas que con ansias muchos estaremos esperando. Devoradores de ficción es un título que se me antoja apropiado.



Cada año hay unas series que son renovadas y otras que son canceladas. A algunas series que mueren nadie las llora. Otras incluso nos alegramos de que las saquen de nuestras pantallas porque no las tragamos. A veces es posible que demos gracias por una retirada de antena cuando una vieja gloria está empezando a mostrar síntomas avanzados de demencia senil, algo conocido como el “Síndrome Expediente-X”, serie estirada hasta que literalmente se rompió.



Ah, pero en ocasiones sucede que una serie que sigues con fervor, una serie que adoras como espectador y que agradeces como ente cultural, una serie que incluso la crítica internacional lleva al olimpo de la calidad televisiva, es cancelada porque en su país de origen no llega a los niveles de audiencia que se esperan de ella, aún y siendo niveles bastante aceptables. Y sucede que la sustituta provisional es un “reality show” a lo “OT” o a lo “Factor X” que consiste en, por ejemplo, buscar una nueva componente para las “Pussycat Dolls”. Es un poco frustrante, pero esto puede llevar a, no sé, que este ‘reality’ sea renovado para el año que viene porque en su país de origen sí que cumple con los niveles de audiencia que se esperan en esa franja horaria.



Pero bueno, en esas ocasiones, tienes como mínimo hasta final de temporada para ver qué pasa con esos personajes que son casi parte de la familia (y del trabajo, y del grupo de amigos, y de cualquier comunidad online a la que pertenezcas). Incluso puede ser que cierren la historia de una manera digna sabiendo que es la última vez que van a verte. Lo que de verdad es cruel es cuando los conoces un día y al siguiente te da la sensación de que son amigos de toda la vida, y decides hacerles un hueco en tu agenda para dedicarles un rato cada semana y un día mientras esperas su visita suena le timbre y lo que te encuentras en la puerta no es tu bufete favorito de abogados o un capitán de nave espacial reciclado en conductor temerario de oscuro pasado, sino un agente agarrando su gorra entre las manos, mirando al suelo con pesar en su mirada que apenas te susurra a que tiene una mala noticia que darte. Tus amigos han tenido un terrible accidente y sus historias se han visto truncadas por un desafortunado giro del destino… y por unos innombrables ejecutivos de cadena sin alma en absoluto que, a decir verdad, no tienen ni la más remota idea de lo que están haciendo.



No puedes coger una gallina, atarle las piernas entre sí, cerrarle el pico con super-glue, alquitranarle las alas y lanzarla en medio de una jauría de lobos hambrientos y esperar que al día siguiente te ponga una docena bien maja de huevos de oro. Porque metafóricamente, eso es lo que supone emitir 12 capítulos de una serie en tres tandas distintas. Primero, y pese al mejor inicio de serie nueva de la temporada (8.9 millones de espectadores), la enfrentas a un hit del año pasado que sigue bien fresco en una sociedad paranoica (“Criminal Minds”) y a un “reality” de Top Models para el sector más femenino. Así que con la esperanza de que vaya mejor, dejas pasar un mes entero para que la gente se vaya adaptando más al resto de shows y luego decides ponerla después de “Prison Break” para que tenga un buen telonero pero, oh casualidades de la vida, a la misma hora que el bombazo de la temporada que ya se sabía antes de empezar incluso, “Heroes”. Bueno, no pasa nada, cancelas la serie y emites 3 de los 4 capítulos que te quedan después de otro mes de pausa, a la franja horaria de otra serie que también has cancelado. Muy listos, señores de la FOX, si señor, bravo.

Y si esto os ha parecido poco hábil, esperaros a esta otra historia. Se llama la historia de una serie que no tuvo ni una oportunidad. Un domingo la lanzaron con una doble sesión en la que tuvo 6 millones de espectadores. Al día siguiente lanzaron el tercer episodio como aperitivo para la serie 24 (compitiendo contra un pletórico “Dancing with the Stars”) y al cabo de una semana el episodio número 4. Pero como son semanas en las que la cantidad de espectadores va disminuyendo en todas las cadenas y en el 95% de los programas, decidieron echarle la culpa del bache por el que pasaba la serie de Jack Bauer, uno de los estandartes de la FOX, al novato de turno. Cancelación, dos episodios en el tintero y una media de 5.6 millones de espectadores a quienes, y nunca mejor dicho, han dejado tirados en la cuneta. Y en su lugar, reposiciones de “House M.D.”.

Si os fijáis bien veréis que en los dos párrafos anteriores hemos hablado de la misma cadena de televisión; la FOX. Y es que estos señores que ya en su momento jodieron la marrana con Firefly parecen tener unos pocos niños mimados (24, House, Prison Break y los domingos de lujo con Los Simpson, Padre de Familia (que tuvo que sufrir una cancelación y resurrección) y American Dad) y se dedican a machacar cualquier idea creativa que no sea rentable desde el primer instante. Como nota curiosa recordaremos que Firefly fue un exitazo de ventas en DVD y que incluso se hizo una fabulosa película para la pantalla grande. No en vano esta gente tiene en American Idol una de sus mayores bazas.

Creo que esta gente debería pararse un momento, tomar aire, mirar hacia atrás y recapacitar sobre si merece la pena aprender de los errores propios o si jugar con estas cosas así a la babalá les va a llevar a algún lado. ¡¡¡O eso, o que rueden cabezas, por Dios Santo bendito!!!

Mmmm… esto es lo que hay hoy en día, y no me gusta lo que veo. Pero luego miro hacia el futuro a través del Internet y lo que veo no me resulta mas reconfortante:

- BattleStar Galactica terminará el próximo año. Una lástima por un lado pues es una serie excelentísima, pero una decisión loable para evitar el temido Síndrome Expediente X y dejarnos con 4 temporadas que formen un conjunto sólido y coherente con la llegada a La Tierra.

- A Smallville también le queda una temporada para terminar, la séptima será la ultima de una serie que pese a ir incluyendo de tanto en tanto elementos importantes de la mitología de Superman, tiene ya muchos capítulos que son casi de relleno.

- Prison Break terminará en la tercera temporada y apostaría mi mano izquierda a que habrá más bajas en la plantilla de actores antes de que eso ocurra.

- Los Soprano termina ya por decisión del equipo creativo.

-La segunda temporada de Roma concluye la controvertida, cara y disfrutable serie.

- 24 tendrá una séptima y una octava temporadas, y una película, pero posiblemente allí acabe la cosa. ¿Cuántas series seran torturadas y asesinadas por Jack Bauer antes de que salve a los Estados Unidos de la amenaza de la FOX?

- Lost lleva 3 temporadas de 24 capítulos y anuncia que quedan solo 48 episodios más en otras 3 temporadas de 16 capítulos mas cortas de lo habitual.

Y con este panorama en el que no se deja crecer a los pezqueñines pero en el que los tiburones ya están dando los últimos coletazos, yo me pregunto;

¿Acaso no tendría cabida aquí, en los espacios en blanco que quedarán, la cuarta temporada de Verónica Mars?
¿O los ‘libros’ 2 y 3 de Carnivale?
¿Alguien diría que no a más episodios de Futurama?
¿Justice no merecería aquí una segunda oportunidad?
¿Y que tal una temporada en condiciones de Drive?
¿Deadwood no acabaría mejor con una cuarta temporada, o los suplicados 6 episodios extra, en lugar de con 2 telefilms que se rodarán ves a saber cuando?
¿Por qué los aficionados han tenido que enviar cientos de miles de bolsas de cacahuetes para que les devuelvan Jericho por 7 episodios mahs en el 2008?
¿Por qué los aficionados han tenido que enviar cientos de miles de chocolatinas Mars y chuchearías varias para que Verónica Mars pueda tener todavía opciones de entrar en el FBI?

Me duele decirlo, pero con lo agresivos que son los directivos de las cadenas, se están quemando las grandes series del mañana, las que tomaran el relevo a los descomunales monstruos televisivos que nos obsesionan hoy, y perderemos así grandes momentos a favor de ves a saber qué. Solo espero que el futuro no nos depare una televisión americana en la que sólo tengan cabida los OT’s, los Diarios de Patricia y las Mañanas de Ana Rosa. Estamos viviendo una época dorada de la televisión. No sé cuanto tiempo le queda a esta etapa, pero si para que dure el doble de años hay que resucitar a los que han caído en el camino y volverlos a poner en la primera línea de batalla, espero que los encargados de hacerlo no estén tan cegados como para no ver donde tienen esa necesaria inyección de adrenalina.

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger JuanMa said...

Pues sí, es una pena lo de las series canceladas.

Yo últimamente lo que hago es probar muchas (no todas) de las series nuevas que van saliendo, a ver si tengo suerte con alguna y puedo ver una temporada entera, porque este año... menuda racha de series canceladas llevo...

A ver si me aguanta "John From Cincinnati", que acaba de empezar y de momento me está gustando...

P.D.: el día 13 de este mes emiten el 5º capítulo de Drive... pero creo que luego ya no más.

1:07 a. m.  
Anonymous Alvy Singer said...

El último capítulo de Veronica Mars, the bitch is back es muy muy inteligente. Además es la despedida de una serie que empezó (2004) en el año CLAVE de las grandes series que ahora parece que caminan solas. Es la nostalgia justificada: ya no queda espacio para series tan jdoidamente inteligentes.

5:42 p. m.  
Blogger Hombre Lobo said...

Pues creo que había leído que "Futurama" volvía este año o el siguiente, sólo que no por la FOX sino por Comedy Central. Espero que sea cierto y lo de "Padre de familia" no haya sido un milagro irrepetible.

Por cierto, recuerdo también que la genial "El crítico" fue cancelada y sus fans tuvieron que conformarse con un par de episodios destinados únicamente a Internet, que Jay Sherman calificó como "el último refugio de las estrellas en decadencia".

Ojalá dure mucho esta época dorada.

2:12 a. m.  
Blogger JuanMa said...

Por cierto... ayer (creo que fue ayer) pusieron en la web de Drive de la Fox los capítulos 5 y 6 para ver online. Sólo para los residentes en USA, pero se pueden conseguir por los medios habituales.

Muy buenos... geniales capítulos. Lástima que no vaya a haber más...

9:46 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home