lunes, diciembre 25, 2006

Blood Diamond


Edward Zwick, el director de El Ultimo Samurai, vuelve a las andadas con una pelicula que se presenta de una manera ambigua. No me malinterpreten, la pelicual en si es disfrutable, ya sea por la presencia de DiCaprio para ellas o la de Jennifer Connelly para ellos, amen de un Djimon Hounsou que esta labrandose un caminito en Hollywood con participaciones en Alias, La Isla (de M.B.) o la actual Eragon. Eso por no mencionar a un secundario de lujisimo, Habib 'Imhotep' Marwan himself (Arnol Vosloo).

La historia es la de Solomon Vandy, un africano de Sierra Leona a quien unos guerrilleros separan de su familia masacrando a medio pueblo y llevandoselo a el y a otros a recoger diamantes para venderlos de contrabando (a traves de DiCaprio) a cambio de armas y seguir imponiendo su ley del terror.

El hombre este encuentra un diamante enorme y logra esconderlo. Luego aparece la Connelly haciendo de periodista y se crea entre los tres una cadena de intereses (Solomon tiene el diamante y quiere encontrar a su familia - DiCaprio tiene pruebas de todo el contrabando de diamantes a nivel mundial y quiere el diamante - Jenniffer Connelly tiene los medios para ayudar a Solomon pero a cambio quiere la historia del contrabandista y las pruebas que tiene). Estos intereses cruzados se ven en muchas ocasiones tensados por la determinacion de Solomon por reencontrar a su familia (y en concreto a su hijo) y por la lucha dialectal entre el contrabandista y la periodista. Todo esto salpicado con unas punch-lines que emanan critica por todos lados poniendo al descubierto la hipocresia del periodismo que rodea al tema. En definitiva, una buena toma de conciencia del problema de los diamantes comprometidos.

Cual es la pega, entonces? Pues que es una pelicula de Hollywood y eso no se lo quita ni las verdades que se dicen ni el fiel retrato de una situacion bien triste de nuestro mundo. A lo largo de la pelicula habra carreras, explosiones, disparos y para no ser menos, la periodista se enamorara del contrabandista y este, a pesar de enriquecerse con la muerte y el esclavismo, es mostrado como un personaje casi heroico por el que tener empatia. Ademas, el final moralista en el que se tranquiliza a los espectadores diciendoles que al final todo se soluciona y que no hay porque preocuparse, pues no ayuda mucho...

Lo dicho, una pelicula bien intencionada en cuanto a mensaje que no se niega la posibilidad de satisfacer descaradamente a espectadores que no quieran ver la historia mas alla de la mera superficie de drama, accion y romance. Como decia al principio... una pelicula ambigua que se apreciara mas o menos segun si se acepta la simbiosis entre los dos tipos de cine como algo positivo que ayudara a transmitir el mensaje o si por el contrario uno piensa que el interes que se muestra por el tema de los diamantes es una simple excusa para hacer cine comercial y llenarse mas los bolsillos.



Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home