sábado, septiembre 09, 2006

PELI - Hollywoodland


A la espera de que estrenen The Black Dahlia, llega a las pantallas otra película de detectives privados de mediados del siglo XX. Se trata, en esta ocasión de Hollywoodland (Truth, Justice, and the American Way era el titulo en sus momentos iniciales), dirigida por Allen Coulter (que dirigió varios capítulos de, entre otras cosas, 6 feet Ander, expediente X, sexo en Nueva York, Millenium o Roma).

George Reeves fue el protagonista de ‘Las Aventuras de Superman’, el serial sobre el hombre de acero de los años 50 y murió en un discutido suicidio en 1959. La cuestión, y esto son hechos reales, es que fue el amante de Toni Mannix, la esposa de Eddie Mannix, un importante ejecutivo de la MGM y muchos de sus amigos nunca aceptaron la teoría del suicidio, sino que creían que su muerte tenia que ver con sus escarceos amorosos con la mujer de un personaje influyente de la época. Interpretado en esta ocasión por un Ben Affleck algo mas rellenito que de costumbre que intenta volver a papeles mas interesantes y complejos, veremos como George Reeves pasa de no ser nadie a ser uno de los rostros mas conocidos de Hollywood, como ser el hombre de acero le marcara de por vida y como intentara salir del continuo descenso que toma su carrera.

Por el otro lado tenemos a Louis Simo, un Adrien Brody en el papel de un investigador privado que tiene mas de pícaro y buscavidas que de detective a quien la madre de la victima contrata para destapar el supuesto asesinato del actor.

Tanto Ben Affleck como Adrien Brody están correctos, quizás sobresaliendo Adrien Brody, aunque ya nos tenga acostumbrados a ello, y si tenemos a un secundario como Bob Hoskins, pues es un reparto bastante potente. La ambientación, los colores, la música, todo esta muy bien realizado, y la historia resulta ciertamente interesante, alternando las dos historias correctamente (aunque en algún caso es confuso cuando el detective hace conjeturas de lo que paso).

Pero no es una película perfecta ni mucho menos. Tiene un fallo realmente importante, y es que la carencia de ritmo se hace, en ocasiones, insostenible. Avanza, sí, pero muy lentamente y en ocasiones alarga algunas escenas innecesariamente con prolongados silencios absolutamente prescindibles. Como dije al principio de la crítica, esperaremos a que estrenen The Black Dalhia para ver si nos ofrece algo mas que esta Hollywoodland.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home