martes, enero 03, 2006

PELI - Doom


Doom es una película que ha recibido una especial atención en algunos sectores. También es justo decir que en los sectores mayoritarios ha pasado casi desapercibida. Pero en los estrenos de esta semana pasada ha tenido un puesto privilegiado. A, b, c, DOOM; en las páginas de muchos periódicos ha gozado del privilegio de ser la primera película de la sección de estrenos, ordenada en riguroso orden alfabético. No esta mal, para una película como Doom, otra más basada en un videojuego. Ah, las adaptaciones de videojuegos a la gran pantalla, todo un género por sí mismo.

Las de plataformas: Super Mario Bros.
Las de lucha 1Vs1: Mortal Kombat, Street Fighter, el próximo Dead or Alive.
Las de Beat'em All: Double Dragon.
Las de Survival Horror: Resident Evil 1 y 2, la futura Silent Hill.
Las de RPG's: Final Fantasy Advent Children.
Las de Uwe Boll (sic): Alone in the Dark, House of the Dead, Bloodrayne, Dungeon Siege.
Y ahora, DOOM abre la veda de los FPS (First Person Shooters) de los cuales también tendremos en un futuro la adaptación de Return to Castle Wolfenstein.

Interludio
Las pelis que me faltarían por hacer (si las hacen bien, claro está) de cada uno de estos géneros mencionados serían las siguientes:
Sonic (protagonizada por Andy Serkis).
SoulCalibur (con Jet Li, Vin Diesel, The Rock, Jennifer Garner, Zhang Yiyi, Carrie Ann Moss, ...).
Golden Axe (con The Rock, el que hizo de Gimli y Jessica Alba).
Forbidden Siren si la hacen los japos u Obscure si son los yankees (dirigidas por Hideo Nakata y Robert Rodriguez respectivamente).
The Legend of Zelda (con Owen Wilson en el papel de Link y Ben Stiller haciendo de Gannon)
Y bueno, de Uwe Boll, me gustaría verle en la adaptación de, no se, el Tetris o el Buscaminas, que así seguro que no traiciona a los miles de fans.
Y como mención honorífica me gustaría plantear la posibilidad de una adaptación del Monkey Island, aunque creo que le pega más el formato de una obra teatral.
Fin del interludio.


Centrate Eki, estás hablando de Doom. Pues eso, como habéis podido ver, el panorama de los "videojuegos al cine" no es muy alentador. Lejano queda el tiempo en que juegos como Doom, Doom 2, Wolfenstein, Wolfenstein 2 y otros nos presentaban laberintos tridimensionales de texturas planas, con salas ocultas, botones luminosos que abrían puertas y hordas de pixelados enemigos bidimensionales. Luego hubo sucesores como el Duke Nukem 3d, los Jedi Knight o los Hexen, que poco a poco fueron aprovechando los avances tecnológicos y dando pasitos hacia las 3D. Pero si hubo un juego que supo coger el verdadero relevo de Doom fue el revolucionario Quake. Todavía hasta hoy seguimos teniendo Quakes, que han sabido ganarse un puesto entre los jugones gracias a sus modos online multijugador y a sus múltiples herramientas de edición. Si no hubiesen existido los Quake manteniendo arriba el listón de los FPS puros y duros (no de esos que tienen argumento o historia o evolución o lo que sea, como los nada despreciables Medal of Honor o Call of Duty) en los que lo único que importa es que van a salir bichos grandes y malotes y les vas a dar plomo o plasma o lo que tengas más a mano para tirarles... como decía, si no hubiesen existido los Quake, no hubiese salido al mercado el Doom 3 (el único con algo de argumento, creo), en el que se basa principalmente la película que nos ocupa. De este juego no he jugado ni la demo, así que no se si se mantiene fiel o no al argumento.
Y ahora sí, hablemos de la película. Una breve, brevísima, introducción nos explica que hay una especie de transporte instantáneo a Marte llamado 'El Arca' y que allí no hay nada más que una colonia de investigadores que, tras una escena inicial, piden que se aplique el protocolo de cuarentena y que se envíe un equipo especial. Enseguida pasamos a la presentación de este equipo que cuenta con todos los tópicos (con personajes absolutamente planos) de los escuadrones de marines; el gracioso, el atormentado, el creyente, el loco/salido, el duro, el novato, etc... y por supuesto, Sarge, el jefe de escuadrón interpretado por The Rock. Llegan a un complejo laberíntico, no saben qué es lo que hay pero poco a poco van descubriendo bichos chungos y van cayendo uno detrás de otro mientras la invstigadora de turno lanza hipótesis a ciegas que, gracias a su gran intuición, empiezan a dar en el blanco. Empiezan a aparecer cadáveres y a medida que empiezan a desaparecer misteriosamente, aparecen más monstruos.
Ahora viene cuando la gente se hecha las manos a la cabeza. A mi, Doom, me ha gustado. Con la breve introducción, nos ahorran excusas inverosímiles acerca de futuros acontecimientos e historias raras. Los personajes son lo que son y, a excepción de 2 que comparten un pasado expuesto muy superficialmente, los demás es como si hubieran nacido ayer, así que están allí para lo que están (repartir leña algunos y regar los pasillos de hemoglobina otros), y no para tener flashbacks insulsos que pretendan dar profundidad a la historia. Gracias a que los monstruos tienen que pasar por el estado de 'cadáver' antes de ser infectados y transformados, nos ahorramos las manidas escenas del compañero infectado que disimula porque no sabe cuando dejará de ser bueno (Abierto hasta el amanecer, Resident Evil, etc...) que aquí no hubiese venido mucho al pelo. Para mi, todos estos puntos son un acierto en una película que no debía pretender ser más que eso y mantener así la esencia del juego, cosa que a mi entender (y a falta de un segundo visionado) no se consiguió con, por ejemplo, Resident Evil. Y luego está lo que todos esperábamos, esa secuencia en primera persona simulando el juego, que aunque en algunos momentos resulta mareante es genial, o la BFG (Big Fucking Gun) que es supermazas, o el enfrentamiento final, que no está nada mal. Doom es, al fin y al cabo, una película de tiros, acción y ostias finas, que es algo que se echaba de menos en la cartelera, y si está mezclado con terror-ficción, pues mejor que mejor.

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Noel said...

A mí no me ha gustado demasiado: de hecho, sólo me ha gustado el tercer acto, es decir, todo lo que pasa desde que vuelven a la Tierra. El problema es que estos últimos 25 minutos me han gustado muchísimo (lo de la visión subjetiva... lo de la pelea final... lo de la BFG...), mientras que el resto me ha parecido una chufa.

O sea, una peli bastante irregular en la que brilla con luz propia su actor protagonista. Y es que ya me estoy empezando a cansar de que The Rock sea lo único bueno de pelis mediocres ("Be Cool" y ahora esta). Esperemos que "Southland Tales" acabe con esta racha.

8:54 p. m.  
Anonymous Noel said...

Por cierto, FELIZ AÑORRRRR!!!!!

8:55 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home