domingo, noviembre 20, 2005

PELI - Troya


Troya. Me había resistido mucho tiempo a verla, pero al final caí. Dos horas y media de película. Lo positivo del asunto es que estaba resacoso y, si hubiese hecho cualquier otra cosa, tampoco hubiese aprovechado el tiempo. Decir que es una adaptación de la Ilíada de Homero es tan rimbombantemente publicitario como falso. Como mucho podríamos decir “inspirado por…” pero poco más. Mientras los puristas se debaten entre decir que la historia no es así o que lo de Homero ya era una historia de ficción, yo me limitaré a decir que aquí han cogido las cosas espectaculares y más conocidas y han adaptado el resto para construir la clásica historia de Hollywood, con personajes atormentados, pasionales, heróicos, nobles, etc… Vamos, un drama neo-clásico de los de la meca del cine que pretende atraer al público femenino.

La historia, tal y como es en la película, es la siguiente: Príamo (Peter O’Toole), rey de Troya tiene dos hijos, Héctor (Eric ‘Bruce Banner’ Bana) y Paris (Orlando ‘Legolas’ Bloom). Estos dos últimos van a Esparta, al palacio de Menelao a ampliar los lazos con este reino. Pero Paris se acuesta con Helena de Esparta, la esposa de su anfitrión y hablándole de amor y de felicidad se la lleva a Troya, convirtiéndola en Helena de Troya. Menelao pide ayuda a su hermano Agamenón, que quiere conquistar el mundo entero y ve en esta ofrenta la excusa perfecta para atacar Troya con todas las tropas que puede reunir. Así, con 50.000 soldados se planta en las costas de Troya con 1.000 barquitos en lo que podríamos considerar un Desembarco de Normandía a la griega que no destaca especialmente. Uno de sus comandantes es Ulises (el cada vez más omnipresente Sean Bean), el de la Odisea y convence a Aquíles (Brad Pitt), el legendario mercenario invencible de que participe en la contienda.

Aquiles, ah, aquél héroe invencible cuyo único punto débil era su talón. Aquí nos lo presentan como un mercenario incoherente consigo mismo, putero y arrogante que da asco. Al principio de la película ya nos plantan una frase que nos indica que el quid de la cuestión es el cómo se recordará tras varios milenios a los principales actores de esta historia. Y la frase que define las motivaciones de Aquiles es cuando su madre le viene a decir algo como “Si te quedas, te casarás, tendrás hijos y descendencia y serás feliz, y cuando toda tu descendencia termine, tu nombre se perderá en el olvido. Por el contrario, si vas a Troya, harán películas sobre ti, y con un poco de suerte le den tu personaje a Brad Pitt o alguien del estilo, pero tu gloria y tu maldición van cogidas de la mano y no regresarás.” Pues eso, que se va a Troya de cabeza, a guerrear en busca de gloria, pero con un constante dilema supuestamente moral entre el Aquiles asesino y el Aquiles que… que... bueno, que como es Brad Pitt se tiene que considerar heróico. Y ante los rumores de la homosexualidad de Aquiles y su amor hacia su primo Patroclos, en Hollywood contraatacaron poniendo al Brad Pitt en culos en varios momentos de la película y hacer que se acueste con 3 mujeres durante la película (2 a la vez primero y luego con otra).

Visualmente, los escenarios son dignos de las construcciones de cartón piedra de las superproducciones de los años 50. Las batallas, supuestamente la otra gran baza de esta película y el cebo para el sector masculino se nos presentan de dos modos. El primero es la vista aérea de miles de barcos/soldados, que demuestran los avances en creación de masas tumultuosas que ha hecho la informática pero que visualmente deja como bastante indiferente y que argumentalmente solamente sirven para alargar el metraje hasta lo indecible. El otro punto de vista, el de a pie de batalla, es como bastante molesto. Por un lado tenemos los típicos soldados de un solo golpe. Atacan, el prota de turno les hace una parada y se quedan atónitos e inmóviles esperando la estocada final por parte de Héctor o Aquiles y sus irrisorias e inverosímiles poses y movimientos de combate. Y cuando, de pronto se juntan dos de los pesos pesados de estos combates, la batalla a su alrededor se para completamente y los soldados se dedican a jalear a las dos superestrellas como si se tratase de un espectáculo de la WWF. Y claro, si nos hablan de Troya, lo primero que nos viene a la mente es lo del mítico Caballo de Troya y lo de ‘esta noche va a arder Troya’. Pues bien, lo del caballo sale los últimos 15 minutos compartiendo protagonismo con la muerte de Aquiles y varias escenas de desenlace de historias, y el modo en que le surge la idea a Ulises es de lo más cutre que he visto en cine de gran presupuesto en los último muchísimos años.

En definitiva, ahorraos 2h30 de vuestra vida y empleadlas en algo mejor como prepararse para ir a ver Harry Potter y el Cáliz de Fuego este viernes cuando la estrenen.

Etiquetas:

6 Comments:

Blogger Hombre Lobo said...

Momento mítico: voy a ver esta película al cine y cuando termina, el hombre que se sienta a mi lado (un completo desconocido) se voltea y lanza una frase que perdurará en la memoria de los tiempos:

"¿sabes? NUNCA recuperaremos este tiempo que hemos perdido"

9:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

He visto tu comentario sobre Toya y lo siento pero he de estar en
desacuerdo, pero ya nos daremos de leches cuando nos veamos. Busca este
término: Aristeia.

Aristeia es la lucha individual entre dos heroes en algunos de los relatos
acerca de antiguas guerras griegas como la ilíada, durante una aristeia se
formaba alrededor de los dos luchadores un círculo de respeto y la lucha se
proseguía tan solo cuando uno de estos dos hubiera muerto. Durante una
aristeia era común que se realizaran incluso apuestas entre los
"espectadores" antes de seguir matándose más tarde. En una batalla podían
haber varias aristeias simultaneas (seguramente es lo normal). Se ve que
este era el momento álgido de las guerras griegas y los combatientes las
respetaban.

No quiero corregirte, me parece bien tu crítica porque se basa en una
opinión muy respetable y no tengo que estar de acuerdo con todas, pero me
apetecía tener algún argumento para llevarte la contraria, jejeje... (si no
reviento)

Nathan

2:01 p. m.  
Blogger Eki said...

Bueno, en algunas páginas aristeia lo traducen como los mejores momentos o momentos álgidos de los héroes en el combate, aunque también he encontrado una definición similar a la tuya precisamente en una crítica muy favorable de Troya, a la que valora por encima de la trilogía de Jackson.

"La aristeia es el momento en que la acción generalizada se detiene y los héroes griegos y troyanos se enfrentan en combate singular"

Más en: http://crisei.blogalia.com/historias/18633

2:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Nunca esta mal una ocasión como esta para hacer algo de publicidad, para todo aquel interesado en la historia de la ilíada (que no le apetezca del todo leerla) y amante de la ciencia ficción me voy a permitir el lujo (con tu permiso, Eki) de recomendar una obra maestra de la ciencia ficción contemporanea (o algo menos, pero esta bien): Ilión, dividido en España en dos partes, I: el asedio y II: la rebelión, obra a continuar ya que este año se debería publicar en español la segunda parte también dividida en dos libros: Olimpo. Del maestro entre maestros Dan Simmons (www.dansimmons.com) autor de (para mi gusto) la mayor y más completa obra SCIFI de la década de los 80-90 (me remito a los premios Locus, Nebula, etc...): Los cantos de hyperion (en españa Hyperion, la caída de hyperion, Endymion y el ascenso de endymion) Me lo agradecereis seguro si leeis Ilión y más todavía si os da por atreveros con la enormísima Hyperion recién publicada de nuevo y disponibles los 4 volúmenes en cualquier FNAC en edición de bolsillo.

2:48 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Perdón, me olvidé de firmar, el anónimo del comentario de Ilión es Nathan.

2:49 p. m.  
Blogger Alvy Singer said...

Eric Bana se esfuerza. Ulises suelta frases muy inteligentes asi a la torera.

El resultado es una de esas peliculas de Hollywood, que bien podrian ser una coproduccion cutreuropea con F. Murray Abraham liderando un reparto entrañable, donde tambien aparecieran Mary McDowell, Lelee Sobieski u otros.

Vamos, aburrida, y poco espectacular, a excepcion del "golpe inicial " de superAquiles.

Un fracaso estrepitoso.

Un saludo!

9:19 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home