lunes, octubre 10, 2005

SITGES 2005 - PELI - MirrorMask - de Dave McKean


Neil Gaiman y Dave McKean son los creadores de la última película de la Jim Henson Company que se aleja exponencialmente de lo que entendemos por cine comercial. Sin lugar a dudas esta es una obra muy personal que narra la historia de una chica adolescente que trabaja en el circo de sus padres y desea escapar al mundo real. Es entonces cuando la muchacha debe enfrentarse a una grave enfermedad de su madre justo después de haber discutido con ella. Por la noche despierta y, como si fuera Alicia o la mismísima Chihiro, se ve inmersa en un mundo de ensueños repleto de seres extraños, donde todo el mundo lleva una máscara.

Helena deberá reparar ese mundo que ha perdido el equilibrio. La reina de la luz está dormida y solo despertará con 'el encantamiento', y mientras, la reina de la oscuridad está extendiendo las sombras sobre la ciudad que se encuentra en medio de los dos reinos. Y todo esto mientras ve a través de las ventanas cómo una chica que es ella pero no es ella se apodera de su vida y la vuelve del revés.

Esta película que basa prácticamente todas sus cartas en la imaginería visual de sus creadores adolece de un arranque un tanto flojo y de un matiz excesivamente circense y teatral en las actuaciones, quizás inducido por los orígenes del personaje, pero que no acaba de cuajar a nivel narrativo, es como todo muy '¡Oh, mirad esto, es tal y cual!' y al presentarnos taaantas criaturas, acaba resultando un poco cargante. Pero esto es en el arranque, más adelante la historia deja de ser tan lineal (pues al principio sólo acompañamos a la chica) para dejar paso a lá imaginación argumental (hasta este momento era de creación de personajes) de Gaiman que no llega hasta los últimos 3/4 de hora.

La fugacidad con que muchos conceptos e ideas desfilan por la pantalla demuestra que en MirrorMask hay más mundo del que les ha dado tiempo a mostrar y que estos dos creadores todavía deben aprender a adaptarse a un medio que es bastante nuevo para ellos. Es un buen comienzo, muy onírico y personal, que sirve como un buen banco de pruebas para ver lo que se puede hacer de cara a una futurible adaptación de The Sandman.

PD: Mención al cortometraje que se presentó previo a la proyección: Jona Tomberry.

Etiquetas: ,

3 Comments:

Anonymous Noel said...

¡Madre mía: anda que no te estás empapando de buen cine! Sigue así, que desde aquí NECESITAMOS saber lo que se cuece en Sitges.

7:07 p. m.  
Blogger kuroi yume said...

Como Absoluto seguidor de Gaiman y Mckean, me asusta un poco las críticas que estoy leyendo en diversos medios...

Sus comentarios me dan alguna esperanza, pero estoy algo decepcionado, ¿debo estarlo?

9:53 a. m.  
Blogger Eki said...

Vaya a verla, sobretodo por apoyar la iniciativa. Pero mirela con mucho cariño y sin esperar ese gran bombazo, asi la disfrutará más. Yo creo que no se dejaron llevar todo lo que podían porque estaban tanteando un poco el terreno.

9:13 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home