jueves, octubre 13, 2005

SITGES 2005 - PELI - Eli, Eli, Lema Sabachtani?


Es octubre del 2015 y una enfermedad sin cura asola el mundo entero. Lo llaman el Síndrome Lemming y es una especie de apatía que induce a los infectados al suicidio. Millones de personas alrededor del mundo han fallecido ya por esta causa. La nieta de un importante político está infectada y contrata a un investigador para encontrar a dos músicos (Tadanobu Asano y otro que no recuerdo el nombre) que con su rítmica experimental y absolutamente underground se dice que son capaces de curar ese extraño síndrome. A partir de esta premisa, lo que encontramos son diversas performances y método de trabajo (buscando sonidos nuevos) de estos 2 músicos. Hay quien defenderá que lo que hacen es música igual que hay quien defiende que cuatro garabatos en un lienzo es pintura. Sea arte o no, lo que si que es cierto es que el resultado es muy ruidoso e incluso estridente en algunos momentos. Largas secuencias de estos experimentos acústicos aletargan la trama de la película haciendo que esta simplemente no avance, aunque de todos modos no tenga un rumbo fijo. Eso sí, hay que reconocer que para estar minimamente perceptivo a esta película hay que estar al tanto del problema que sufre Japón en los últimos años con el tema de los suicidios y la apatía y desgana por la vida que impone su estricta tradición.

Además, si quieres reflexionar sobre lo visto, incluso se pueden buscar simbolismos en algunas escenas. Nosotros por ejemplo vimos en la actuación final de Asano un evidente simbolismo de libertad en el pájaro que aparecía, pero también localizamos sonidos de agua (olas rompiendo en la costa), fuego (una hoguera anterior en la película), aire (con el tubo) y el único que no prestamos atención es a ver si había alguno de tierra (aunque sospechamos de unas piedrecitas en un pote) pero no es seguro. Quizás ni esté, ya que agua, fuego y aire son fluctuantes y quizás el pájaro represente la vida, no lo se. El resultado es una película dificil de ver y de apreciar, pero que con interés por parte de uno se pueden encontrar interpretaciones sobre los objetivos en la vida que nos hacen seguir adelante o sobre la pérdida de estos que nos desorienta y nos deja abatidos.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger Shiosai said...

cualquier degustador de musica drone o post rock/post punk, o quien guste de sonic youth, gybe!, etc, etc, comprenderá y apreciará el caótico film, si no el mejor film de Shinji Aoyama - le sedo ese lugar a Naisu no mori (a.k.a. Funky forest) - si es una pelicula con una narrativa "vacilante" como las que los brothers quay, entre otros, han venido mostrando los ultimos diez o quince años. Es reconfortante y "cutting edge". Por cierto: yo no buscaría en este filme la simbología arquetípica de bachelard ni semejantes, porque se vuelca,- con fuerza extrema a veces, con sutil gentileza en otras- a los sentidos con completa franqueza. Es usual que filmes así (el mejor ejemplo es "el imperio" de Lynch) sean frecuentemente menospreciados y malentendidos... a pesar de ser lo más cercano que, a ultimas fechas, la "industria" cinematográfica se ha acercado al arte.

1:46 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home