jueves, septiembre 22, 2005

PELI - Los Guardianes de la Noche (aka Nochnoy Dozor)


Tras unos días de pausa debidos más a problemas informáticos que a las fiestas de 'La Mercè', aquí estamos de nuevo, esta vez desde un FireFox en lugar del IE, que se me metió un troyano que no había manera de usar el explorer. Y ahora, a lo nuestro.

Película rusa, de terror, con acción como en Matrix y como ESDLA. Así es como la vendían. Luego había quien decía que no aportaba nada nuevo como historia (aunque claro, qué historia se aleja mucho de los cánones clásicos, en este caso bien contra mal y dilema del elegido para desequilibrar la balanza, ya sea Frodo, Anakin o Neo) y que los efectos estaban anticuados de un par de años o así. Si tienes dos entradas gratis y una noche libre, pues al final acabas sintiendo curiosidad y vas a verla.

Puesta en situación: NightWatch es un libro desconocido en la Europa Occidental que fué seguido de DayWatch y luego de DuskWatch. DawnWatch no lo han hecho y BayWatch es otra cosa. Va sobre las fuerzas ocultas del bien que se encuentran en un puente con las fuerzas ocultas del mal y empiezan a repartirse de leches a lo medieval, y está el jefe de los buenos y el jefe de los malos, y ven que están igualados así que dicen ¡PAUSE! y entonces hay un efecto como en Matrix, cuando se para el tiempo menos para los jefes y van a un tipo que estaba allí y le cuentan que se hace una tregua (esto es todo lo de ESDLA y de Matrix que tiene la película a nivel visual, ie., unos 10 minutos escasos). También le cuentan que un día aparecerá un 'Otro' (como Constantine más o menos, de esos que pueden 'Ver' y tienen alguna habilidad, y que deben escoger entre irse con los buenos o con los malos)... pues eso, que aparecería un Otro con más midiclorianos en la sangre que de costumbre, pero que en lugar de traer el equilibrio a La Fuerza, decantaría la balanza hacia uno de los lados y que entonces se reaunudaría la batalla. Y los Guardianes de la Noche son buenos que vigilarán a los malos, y los Guardianes del Día (que habrá secuela, claro) son malos que vigilarán a los buenos, y los Guardiane del Crepúsculo, pues no salen, pero ya me imagino de que pie calzan. Porque las bases de la tregua son básicamente, no cargarse a los 'Otros' que estén en el otro bando y cuando se descubre a un nuevo Otro, no influir en su decisión de unirse a la Luz o a la Oscuridad.

A partir de aquí, es como Blade pero con un patán en lugar del Wesley, con algún concepto curioso o distinto del habitual en temas como el vampirismo, pinceladas interesantes propias de la mitología inherente a esta saga y alguna leyenda acerca de maldiciones y profecías. Por lo demás, giros argumentales previsibles, varios clichés, unos movimientos de cámara que aturden en ocasiones y, en definitiva, lo mismo de siempre pero con un envoltorio distinto y un regusto a intento de reinvención del estilo americano a la rusa que cuan menos resulta entretenido.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home